Humo, antorchas y naves

El humo desciende desde
los pueblos de la montaña
para inundar las calles.

Uno no pude ser el único
que lleva una antorcha
en medio de la oscuridad.

En plena noche una flota
se forma para aventurarse
en el corazón de nuevos infiernos.

Nunca son suficientes
batallas que nunca acaban
siempre hay alguien
que quiere mostrar
un nuevo estandarte.