Los sueños de la fortaleza

‪La periodista se afanaba en prepararse y colocarse en el encuadre. Quedaban unos segundos para salir al aire…

Ayer, a las 18:30, fuentes del gobierno informaban de una revuelta en la Prisión Militar de Bammont, que se encuentra en la fortaleza del mismo nombre. En lo que ya se denomina como «La noche agitada de Bammont» un grupo de hombres armados consiguió traspasar diversos controles de seguridad fuertemente armados, y entrar en el sector en el que se encontraban los exmiembros de la Fuerza Aérea apresados por los eventos ocurridos durante y tras «La Noche de La Línea Negra». Mientras en un primer momento pudiera parecer que los hombres se habían colado para realizar una ejecución indiscriminada de todos aquellos exmiembros de la Fuerza Aérea, tras disparar entre los barrotes a todos los internos que se encontraban en varias celdas, la liberación de los que fueron oficiales senior, que se encontraban en una única celda, hace a las autoridades tener que investigar si dicho movimiento se trataba de una distracción cuyo fin era ejecutar a todos los prisioneros, o de un complot para intentar sacar de la prisión ese reducido grupo de hombres. No obstante, a los segundos de que sucedieran los primeros disparos, el sector en el que se encontraban los exmiembros de la Fuerza Aérea fue aislado y asegurado, poniendo también en alerta todo el Fuerte Bammont. Tras asegurar el resto de la prisión, un equipo de asalto accedió al sector, encontrando a todos los prisioneros y asaltantes fallecidos. Fuentes cercanas a la parte más alta de la cadena de mando nos aseguran que el gesto es considerado por el ala más conservador como «un acto de heroísmo» y «una victoria que no se podía hallar de otra forma», asimismo aseguran que es improbable que la investigación exista con un mínimo de rigurosidad y que será cerrada con la mayor inmediatez posible «cerrando una de las etapas más oscuras de nuestra civilización». Desde Fort Bammont, cerramos a la espera del desarrollo de estas últimas informaciones.